Páginas vistas en total

martes, 31 de julio de 2012

llegó nada menos que hasta Palacio Quemado para presentar su libro "la verdad..." Sacha Llorenti ataca a los medios les culpa de acción política al unísono con Evo "son mis enemigos" Norma Piérola denuncia


La diputada de Convergencia Nacional, Norma Piérola, advirtió este martes que el libro escrito por el ex ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, donde se cuestiona la labor de los medios de prensa privados y se los relaciona con intereses políticos opositores al proceso de cambio, refleja la intención del presidente Evo Morales de cerrar canales de televisión, radios y periódicos que no sigan la línea gubernamental
La legisladora relacionó esta intención del Movimiento Al Socialismo (MAS) con lo que ocurre en Venezuela y Ecuador, donde los mandatarios de ambas naciones atentan contra la libertad de expresión, quitando licencias a medios de comunicación que considera opositores, Piérola recordó que Bolivia firmó una adenda de la Alianza Bolivariana para América Latina y El Caribe (ALBA) que establece el dominio de los medios de comunicación.
“Hay la intención de cerrar medios de comunicación, ese es el objetivo, es como lo dice la adenda que suscribió el presidente dentro de los acuerdos del ALBA donde una de las primeras fases de consolidar su totalitarismo es defenestrar a los medios de comunicación y tener la manipulación y control completo de  todos los medios para que saquen una información tazada”, sostuvo Piérola.
Según la parlamentaria, la intención del Gobierno es tener todo el monopolio de los medios de comunicación como sucede con los medios estatales a los que acusó de ser serviles al MAS y sólo reflejar noticas parcializadas a favor del Gobierno: “Están aplicando su técnica envolvente para seguir manteniendo vigentes determinados privilegios como es el de mantenerse a favor exclusivamente del MAS ahí tienen un canal siete, un periódico La Razón, el periódico Cambio, además de sus 140 radios comunitarias que están bajo su control”, señaló la legisladora.
El ex ministro de gobierno, Sacha Llorenti presentó el lunes en palacio de Gobierno su libro denominado “la verdad secuestrada”, un análisis sobre los medios de comunicación privados en Bolivia. Según el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, quien comentó el texto, los medios de comunicación se han convertido en “partidos políticos” que “mienten, engañan y denigran”.
Llorenti, abogado y ex defensor de los  derechos humanos, dejó el gabinete de Evo Morales luego de la violenta represión contra los indígenas de la VIII marcha en defensa del TIPNIS en Chaparina. Además durante su gestión se registraron dos muertes en otra represión policial  en la población paceña de Caranavi en mayo de 2010 y también estalló el escándalo del “narco general”  René Sanabria quien se desempeñaba como funcionario del ministerio de Gobierno que dirigía Llorenti en 2011.
//HFS/jlz//

domingo, 29 de julio de 2012

no se cansa Evo de repetir que sus verdaderos opositores son los medios. y es que desconoce el rol de la prensa en la sociedad y los quisiera sujetos a sus mandatos como el periodismo oficialista ocultando la verdad. Carlos Valverte (Nota al final del editor)


“En el ámbito televisivo hay una especie de dictadura mediática que impone un histerismo informativo, estos han alterado la noticia”, dijo Álvaro García Linera a Venezolana de Televisión. Por su parte, el presidente Morales no se cansa de gritar que “algunos medios” son la verdadera oposición del Gobierno.
La construcción del mito en el poder requiere un relato que permita a quienes lo construyen estigmatizar primero las voces disidentes y, luego, la información libre. Si un Gobierno controla ambos escenarios no tendrá ninguna traba para manejar el poder de manera totalitaria; de eso hay ejemplos en los autoritarismos de izquierda y derecha a través de la historia.
Al Gobierno le estorban los medios libres por la simple razón de que son más creíbles que él, consecuentemente debe estigmatizarlos para quitarles credibilidad, dado que no los ha podido cooptar. Claro, paralelamente, el Gobierno decidió crear una red de medios audiovisuales y gráficos ‘oficialistas’ y desde ahí se construye, o intenta hacerlo, el relato oficial. El problema para ellos es que los niveles de audiencia en los ámbitos urbanos más poblados, donde está la mayoría de los habitantes del país, son de los medios privados; estos llegan más a la opinión pública que, al estar mejor informada, no ‘compra’ el relato oficial y va quitando su respaldo al Gobierno. Aquello lo incomoda y molesta, es obvio y entendible, pero en democracia las cosas funcionan de esa manera.
El Gobierno no entiende que, para el periodismo de información, las personas son simples sujetos noticiosos, como lo son los deportistas para los periodistas deportivos o las modelos para el llamado periodismo de farándula; no hay, consecuentemente, nada personal contra el poder, salvo la obligación que se tiene de ser crítico con él, por lo que representa.
El periodismo no es ni puede ser oposición porque nunca fue oficialista; se podría asegurar que en el periodismo nunca se quiso ser oficialista, aunque no deben haber faltado las ofertas. El lector debe recordar cuán importante ha sido el rol de la prensa para que se sepan cosas que, si del poder dependiera, hubieran quedado escondidas. Hay ejemplos por montones. Me permito citar dos de los gobiernos más conflictivos del último tiempo: Gobierno Sánchez de Lozada, Sánchez Berzaín y su torpeza violenta en Caranavi para lograr el rescate de los turistas que quedaron varados en ese lugar, por un bloqueo, precipitando la radicalización campesina bajo la dirección del Mallku y la caída de Goni; otro: la violenta represión en Chaparina a los indígenas de la octava marcha en el Gobierno de Evo Morales. En ambos casos no solo nos enteramos por los medios de lo ocurrido, sino que inmediatamente la opinión pública, enterada de los hechos, tomó partido por los agredidos. Los medios habían cumplido su rol; simplemente informaron, no fueron enemigos del Gobierno.
El Gobierno teme al periodismo por lo que se publica, no por lo que este haga, porque ‘hacer’ en política no es rol del periodismo como sí lo es informar.
El poder arma, con mucha torpeza, medios oficialistas o adeptos, comprando o tratando de comprar y ‘contratar’ periodistas para que hablen bien de ellos, sin entender que aquellos que son comprados hoy, lo serán mañana, también por el poder de turno. Los que se venden no hacen periodismo, hacen negocio con el periodismo… pero ese es otro tema. (N.E. a esta altura de la historia el primer ejemplo de verdades que hubieran podido quedar escondidas, relacionada con los hechos de Caranavi en 2003, se sabe que fueron inducidos por el grupo de Mallku y secundados o aprovechados políticamente por Evo y García en su meta trazada de llegar al poder a como dé lugar, provocando muertos para obtener la reacción y derrumbar al gobierno constituído)
(*) Periodista carval@carlosvalverde.com

martes, 24 de julio de 2012

seguido de Los Tiempos, El Deber de SC se ocupa de la reunión de ULAN los "periodistas oficiales que escriben por paga para los gobiernos autoritarios)


En medio de sonados escándalos que se han vuelto parte de lo cotidiano en el país y que ocupan los principales espacios informativos, como el de la profunda corrupción que afecta a YPFB y el apogeo alcanzado por el narcotráfico y sus conexiones con grupos mafiosos que operan en el exterior -como lo han desvelado organismos y publicaciones internacionales- el Gobierno ha vuelto a lanzar sus dardos contra uno de sus blancos predilectos: los medios de comunicación. Luego de la masiva y espontánea respuesta que tuvo la concentración ciudadana en defensa de la democracia y la autonomía convocada por la Gobernación de Santa Cruz, el presidente Evo Morales cree que ‘algunos’ medios de comunicación apoyan las movilizaciones de sus ‘enemigos’, tal como desaprensivamente considera a sus adversarios en la arena política. ‘Enemigos’, ni siquiera adversarios. En medio de la intolerancia y del irrespeto por el disenso, la calificación de ‘enemigo’ incluso podría alcanzar al ciudadano común que piensa diferente.
En sintonía con S.E., el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, acusó de ‘golpistas’ y de ‘inventar’ conflictos a ‘algunos’ medios de comunicación mientras que la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, sostuvo que los ‘golpes’ de estos tiempos se ‘digitan’ desde los medios de comunicación que se han convertido en las ‘vocerías políticas’ de partidos de oposición. En todo caso, el canal estatal que los bolivianos sostienen con sus impuestos y una extensa red de radios ‘comunitarias’ creada con recursos venezolanos y que funcionan en las áreas rurales del país, se han convertido en poderosos instrumentos comunicacionales del actual régimen gobernante. Ningún otro Gobierno, ni siquiera aquellos de las oscuras dictaduras, tuvo a su disposición e hizo funcionar toda una bien montada ‘vocería política’ como la que ahora tiene el llamado proceso del ‘cambio’.
La Asociación Nacional de la Prensa (ANP) ha calificado de ‘muy peligroso’ confundir el trabajo de los medios y los bienes del Estado con los medios y los bienes de un gobierno. “Los primeros pertenecen a todos los bolivianos porque se crean, se financian y se mantienen con los impuestos y los esfuerzos de todos y deben satisfacer las necesidades y expectativas de todos”, expresó la ANP.
A propósito de los ‘golpes’ cuyo fantasma perturba el sueño del presidente Morales y de los funcionarios de su Gobierno, el vicepresidente le sigue debiendo a la opinión pública nacional una explicación más clara y completa sobre el supuesto movimiento desestabilizador contra el jefe de Estado, luego del pasado motín policial dizque conectado con la novena marcha por el Tipnis y de tener contados con los dedos a los promotores de la frustrada asonada golpista.
La amnesia oficial impide recordar y reconocer el decisivo papel que los medios de comunicación -ahora acusados de ‘golpistas’- desempeñaron en la recuperación de la democracia de las garras de la dictadura en Bolivia, ni la imagen mediática que construyeron de un diputado cocalero ahora convertido en primer mandatario.

domingo, 22 de julio de 2012

resultaba siendo imprescindible que LT se refiriese a los intentos de ULAN (agentes oficialista de prensa) para desmerecer al periodismo independiente y acusarlo de agitador. la ciudadanía está a favor de los genuinos defensores de la libre expresión y les ofrece pleno respaldo aún en la dificil coyuntura actual


La Paz ha sido el lugar en el que se ha desarrollado la “Segunda Reunión de la Unión Latinoamericana de Agencias de Noticias (ULAN)”, institución que agrupa a las agencias estatales de información y que fue creada en Venezuela el año 2011 para “democratizar la información y aportar a la integración de los pueblos”.
De acuerdo a diferentes versiones, se ha tratado de un debate para instalar en la segunda década del Siglo XXI una serie de conceptos que se creía superados en la década de los 80 del siglo pasado, así como un “relato” de la historia —en la jerga del periodismo argentino oficialista— que no se compadece de lo que ha sucedido, sino de lo que los actuales dirigentes de autodenominados procesos de cambio creen que ha sucedido.
Si en esto se hubieran quedado y en intercambiar experiencias, el debate ingresaría en el campo de la metafísica. Pero, también se han vertido peligrosas amenazas en contra de los medios de información y periodistas independientes, tema sobre el que es preciso referirse.
Son tres —hay que insistir, de acuerdo a los trascendidos del evento— los principales expositores de la reunión: El Vicepresidente y la Ministra de Comunicación del Estado boliviano, y el titular de Télam, la agencia de noticas argentina.
El tema de fondo de los dignatarios bolivianos ha sido, por un lado, justificar el uso de los medios estatales en beneficio del Gobierno y para defenderse de los medios privados. Por el otro, acusar a éstos y a periodistas independientes de ser funcionales a grupos políticos de derecha desplazados del poder. A la inversa, ambos aparecen como portadores de la “verdad” que, obviamente, sólo es transmitida por los medios estatales a su disposición que, en la concepción de la Ministra de Comunicación, son un instrumento político dirigido a defender el proceso de cambio, mientras que los privados estarían involucrados en afanes desestabilizadores.
A esas visiones se debe sumar la grosera afirmación del ejecutivo de Télam y ahora también de la ULAN, para quien los medios privados estarían interesados  en instaurar un “plan cóndor mediático”, expresión que muestra su profunda ignorancia sobre el pasado de nuestros países y también oscuras intenciones de represión que se estarían gestando en los laboratorios de los operadores mediáticos del socialismo bolivariano del siglo XXI, a los que cada vez más se acerca el Gobierno argentino.
En ese contexto, no está demás señalar que pese a errores y deficiencias que intentamos superar día a día, los medios no oficialistas y los periodistas independientes no consideramos nuestra labor como un arma política. La concebimos como un servicio a la ciudadanía, el cual, por lo demás, es retribuido cuando ésta confirma su credibilidad en ellos, mientras crece su desconfianza en los medios oficialistas.
Es precisamente por esa realidad que más allá de los permanentes acosos a las empresas periodísticas y periodistas, será la propia ciudadanía la que procederá a defenderlos, precisamente en defensa de su derecho a la comunicación y la información. Lo demás, los relatos y los mesianismos, pasarán, como ha sucedido en todas las regiones del planeta donde se ha intentado controlar desde el poder político los flujos informativos.

sábado, 21 de julio de 2012

eduardo pérez, sacerdote jesuíta que siendo español nacionalizó boliviano es un claro referente del periodismo combativo. ha convertido a Fides en un baluarte de la rebeldía y de la modernidad. le entrevistan sus colegas


“Yo he conocido la época gloriosa del periodismo boliviano, después de Ñancahuasú, cuando llegué al país no hacia ni un año de que habían asesinado al Che Guevara, estuve con muchos periodistas que cubrieron la información  en vivo y en directo, de esa época a ahora yo creo que el periodismo en Bolivia   se ha banalizado” dijo el Hombre Invisible, P. Eduardo Pérez Iribarne (EPI), que paso –éste viernes–  de entrevistador a entrevistado en el programa que habitualmente conduce de lunes a viernes al cerrar la tarde en radio Fides y Fides TV.

Beatriz Cahuasa (BC), Editora Nacional del Grupo Fides y Grover Yapura (GY), Director de la Revista "Oxígeno" realizaron una entrevista de casi 1 hora al español de nacimiento y nacionalizado Boliviano que arribo al país hace 45 años.

BC: ¿Por qué escogió Bolivia, pudo escoger Perú, EE UU, Brasil, en esas libertades que tienen los Jesuitas  o fue una orden?

EPI: Yo quise ir a India el año 1967, pero me dijeron que era muy difícil llegar porque no daban visas entonces y me dieron a escoger entre África y Bolivia. Entonces Bolivia que no conocía casi nada más que de Víctor Paz Estenssoro y el Estaño, más nada.

Eduardo Pérez Iribarne eligió a Bolivia como el lugar donde habitaría cuando tenía  24 años. Compartió con este país muchas de sus transformaciones, fue víctima de persecución durante las dictaduras que aquejaron al país en las décadas de los  70´s y 80´s, fue exiliado en el gobierno de Luis García Meza, pero regresó con mucha fuerza e implementó un medio de comunicación acorde al pueblo boliviano, “rebelde”.

El “Padre Pérez” como lo conoce la  sociedad boliviana a su llegada incursionó  en el medio comunicacional que él considera “una pasión” la radio, iniciando su trabajo en radio Pio XII en el departamento de Oruro.

BC: ¿Por qué eligió la radio, cuando tenía experiencia en prensa escrita?

EPI: Yo creo que fue al revés la radio me elogió a mí, FIDES eligió a Eduardo Pérez porque los jesuitas no me daban trabajo y como yo soy un fatiguilla, ansioso tenía muy pocas clases en el Colegio San Calixto y pedí al padre Villalba (QEPD) que me diera clases en el nocturno y como me sobraba tiempo quería hacer más cosas entonces le pedí al padre Agramont que me diera un programita en la noche de media hora y me lo dio con mucho gusto.


GY: ¿Cómo encontró a radio FIDES?

EPI: La encontré que no era a mi gustó, yo creo que la radio es una pasión, el oyente es el protagonista, los que hacemos radio solo somos ecos, la radio es inventar, arriesgar desafío, es opinar, es matiné, tanda, noche, matinal y trasnoche. La radio FIDES era una radio más clerical, no era una radio del pueblo, no encajaba.

GY:¿Cómo es la radio al gusto de Eduardo Pérez?

La radio al gusto del Pérez es como es ahora una radio que es polifacética, pluralista, que cada quien dice lo que mejor le parece, una radio que es  dinámica que puede ser sostenible pese a los problemas que tiene que enfrentar como los tiros, me tocó enfrentar paramilitares, la radio en un país como el nuestro debe ser como es nuestro pueblo, una radio rebelde

Por Beatriz Cahuasa

viernes, 20 de julio de 2012

RECHAZAN periodistas nucleados en la Asociación APLP acusaciones de ULAN (agencias gubernamentales) que se reúnen en Bolivia para fustigar a los medios privados y uniformar "su defensa de gobiernos" enemigos de la Libertad de Expresión

La Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) rechazó este jueves las acusaciones que se lanzaron contra los medios de prensa privados e independientes en la reunión de la Unión Latinoamericana de Agencias de Noticias (Ulan), relativos a afanes desestabilizadores y la supuesta instauración de un “plan cóndor mediático”. Periodistas de agencias de noticias estatales de seis países se reúnen en La Paz y entre las  disertaciones más destacadas, la ministra boliviana de Comunicación de Bolivia, Amanda Dávila acusó a los medios privados de realizar tareas de desestabilización. Mientras, el  periodista argentino de la agencia Telam Juan Manuel Fonrouge comparó la acción de los medios privados con el “Plan Cóndor". “Lo que se busca en este encuentro, es una comunicación estatal subordinada a los intereses del gobierno de turno y que estas agencias se conviertan en instrumentos políticos, justamente esa idea ha sido planteada de forma desvergonzada. Desde la APLP nos parece un despropósito y no creo que la agencia de nuestro país tenga que ser servil a los intereses coyunturales del gobierno de turno”, afirmó el presidente de la APLP, Antonio Vargas. A criterio del representante del gremio periodístico el encuentro busca definir una línea para que los medios de comunicación de Estado pasen a ser  extensiones de los aparatos de propaganda de cada gobierno y también a tener mayor presencia en la opinión pública. Vargas recordó la Ley de telecomunicaciones que establece que el 77% del espectro electromagnético no debe estar en manos privadas es “un claro afán dictatorial en materia de comunicación”. “El hecho de señalar que los medios privados e independientes tienen  un compromiso con la oposición es una lectura errada de lo que la realidad informativa en nuestro país donde hay un pluralidad de opiniones”, afirmó.
Fuente: eju.tv - Periodistas rechazan supuesto “plan cóndor mediático”; Vice los acusa de “golpistas”
http://eju.tv/?p=221688

miércoles, 18 de julio de 2012

ERBOL y PANAMERICANA están de cumpleaños...La Iglesia Católica agrupa 150 radioemisoras que forman la RED. Miguel Dueri el baluarte de la segunda, músico y productor musical Miguel supo imponerse. OPINION

Dos radioemisoras colegas celebran sus aniversarios. La red radial Erbol cumple 45 años y la entrañable radio Panamericana, 40 años.
Educación Radiofónica de Bolivia es una red compuesta por más de un centenar y medio de estaciones radiales e instituciones educativas no gubernamentales. Es, actualmente, una de las radios más escuchadas de La Paz y el país.
Cuando nació la red Erbol, no había transcurrido un mes desde que las fuerzas represivas del entonces dictador René Barrientos Ortuño atacaran los centros mineros de Catavi y Siglo XX. Fue un hecho, pasó a la historia como la masacre de San Juan, que fue condenada por autoridades de la Iglesia Católica, una de cuyas múltiples e importantes obras es esta red.
En uso de sus derechos y con absoluta legitimidad, ha mantenido una posición contestataria sobre determinados temas, como la denuncia de la matanza de octubre de 2003 o una inclaudicable defensa de los indígenas del TIPNIS.
Cuando Panamericana salió al éter, debió competir con dos radioemisoras que monopolizaban la audiencia paceña hace cuatro décadas: Nueva América, conducida por el talentoso Raúl Salmón, y Altiplano, que se destacaba por Actualidades, uno de los noticieros de mayor credibilidad e influencia.
Eran tiempos en que Televisión Boliviana abría sus emisones alrededor de las 17.00 y las cerraba a las 23.00 y no representaba aún una fuerte competencia radial.
Panamericana se destacó muy pronto por la limpieza de su señal y la potencia de sus equipos, que trascendía los límites urbanos de la ciudad de La Paz. Sobrevivió a ambas radioemisoras y durante largos años, fue la de mayor audiencia nacional.
A tal grado llegó su influencia, que se consideraba si algún político, autoridad o personalidad no pasaba por sus micrófonos, su opinión no era valiosa ni importante para la colectividad.
Sus programas de opinión guían y orientan a la audiencia.
Erbol optó por la vía de la educación radiofónica, apostó por los campesinos y los indígenas, por la alfabetización, por las emisiones en idiomas nativos, por la lucha en contra de la discriminación. La red creció, su potencia se multiplicó y alcanza a todo el territorio nacional.
Erbol es un medio respetado e inclusive temido, Panamericana se caracterizó por la sobriedad. Cuando se abrió el proceso democrático, se alineó firmemente detrás de las fuerzas que luchan por la consolidación de este sistema de organización social, económica y política. Ha sustentado una posición crítica e independiente con respecto a los sucesivos gobiernos.
Como todos los medios independientes, durante los aciagos meses de la dictadura garcíamesista, debió interrumpir las emisiones de sus informativos para dar paso a la cadena radial impuesta por el régimen.
Ambos medios, Erbol y Panamericana han compartido con los bolivianos los tiempos más complicados y los más felices que vivimos los bolivianos durante las últimas décadas. Felicidades a ambas estaciones colegas y amigas.

sábado, 14 de julio de 2012

mi buen amigo Jerjes...en diplomacia lo que más se aprecia es el tino "la hipocresía" es que tú eres sincero y franco virtudes que no van con Evo

Jerjes El Grande fue un rey persa, hijo de Darío, soberano del Imperio Aqueménida, conquistador de Babilonia, de Egipto y de otros reinos, logros que llevaron a sus seguidores a coronarlo como “Rey de Naciones”, equivalente al rey del mundo en la antigüedad. Tal vez en honor a este monarca es que le pusieron el mismo nombre al conocido abogado y político cruceño que ha sido designado embajador de Bolivia en Brasil. Al momento de aceptar el nombramiento, Jerjes Justiniano ha dicho que su primera misión será iniciarle un juicio a la revista Veja, con 43 años de historia y la de mayor circulación, que acaba de publicar un artículo titulado “La República de la Cocaína” en alusión a Bolivia y algunos de sus gobernantes. El flamante diplomático ha dicho que le sentará la mano a la revista y que conseguirá su retractación. También ha sacado pecho por la negativa gubernamental a otorgarle un salvoconducto al senador Róger Pinto, refugiado desde hace un mes en la Embajada de Brasil. Hasta el presidente Morales, que no suele amilanarse ante nada, se sorprendió con la impetuosidad de Jerjes Justiniano y simplemente le pidió que trate de no afectar las relaciones entre ambos países. Brasil tiene su tamaño y ya no estamos en tiempos de Jerjes El Grande.

martes, 10 de julio de 2012

Jaime fue operador de Pio XII, lo mismo que Rubén. ambos producían publicidad comercial y algunos programas. con Jaime realizé "una voz y una guitarra" de gran éxito. QEPD

cómo no recordarles. Rubén voz atiplada y requinto, Jaime contralto. Oscar acordeón

Jaime Barrios Rojas, el último de Los Brillantes –catalogado como el mejor grupo del folklore “criollo” de los años 60– murió en Cochabamba la tarde del pasado sábado, aquejado de una grave enfermedad.
“Falleció por un problema de salud, por una embolia, tenía ya desde hace unos tres meses una parálisis cerebral y lamentablemente el sábado por la tarde murió. Con esta penosa muerte en este momento desaparecieron todos los integrantes de Los Brillantes”, informó Hugo Balderrama, sobrino del artista. 

Balderrama dijo que su tío dejó de existir a los 73 años. Sus nueve hijos, cinco varones y cuatro mujeres, se encontraban consternados en el velorio y alistaban el entierro –previsto para este martes– del último de los creadores de “carnestolendas”, que se interpretan hasta la actualidad en la época de los carnavales. 

El grupo Los Brillantes salió al mercado musical como un dúo vocal e instrumental formado por Rubén López en la primera voz, guitarra y charango de acompañamiento; y Jaime Barrios en segunda voz y requinto. Más tarde se incorporó Jorge Veneros. 

Según pentagramadelrecuerdo.com, Rubén López nació en Oruro el 19 mayo 1939, Jaime Barrios, en la población de Llallagua, Potosí, el 17 de septiembre de 1939.

En las aulas de las Escuelas del distrito minero de Siglo XX comenzaron las primeras lecciones de canto de Jaime y Rubén; más tarde se incorporó Jorge Veneros, formando el trío Los Indiecitos, que debutó en el auditorio de radio emisoras Pio XII, donde encontraron la personalidad artística y algo experiencia.

lunes, 9 de julio de 2012

"sabemos de dónde vienen esos ataques" aseguró Amanda refiriéndose a la publicación de VEJA. Vamos a querellarnos. Y las publicaciones anteriores? Nunca se querellaron porque al parecer "quién calle otorga".

El reportaje publicado por la revista brasileña Veja, en la que se denuncia un supuesto vínculo de dos personas cercanas al presidente Evo Morales con un narcotraficante brasileño provocó  preocupación en legisladores de oposición, mientras que el Gobierno calificó de “infame” dicha publicación y anunció el inicio de un proceso legal.

Según la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, la información que publica esa revista forma parte de una campaña de desprestigio contra el Gobierno boliviano. “Es un artículo infame y sin pruebas. Sabemos de dónde viene este asunto, viene del grupo  que ha gestionado el asilo para (el senador) Róger Pinto. Es todo un entramado falso, mentiroso y lo único que busca es desprestigiar al Gobierno boliviano. El Ejecutivo ha decidido iniciar un proceso legal contra esta revista, que tiene un perfil escandaloso”, afirmó Dávila, en un contacto telefónico con EL DEBER.
Entretanto, el jefe de bancada de Convergencia, Luis Felipe Dorado, en declaraciones a la agencia ANF, manifestó su preocupación por dicha publicación y demandó a las principales autoridades del Ejecutivo dar explicaciones al pueblo boliviano sobre esa denuncia.
“Es un tema que nos preocupa profundamente, estamos pidiendo explicaciones al presidente Evo Morales y al ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana. Vamos a enviar una carta al presidente Morales para que nos explique y revele al país sobre los secretos del narcotráfico”, aseveró Dorado.
En un artículo, titulado La República de la cocaina,  Veja asegura que tuvo acceso a un “informe  de inteligencia de la Policía boliviana” que da cuenta de una supuesta visita realizada en 2010 por dos funcionarios ligados al gobierno boliviano a la casa en Santa Cruz del brasileño Maximiliano Dorado, narcotraficante sentenciado en Brasil. Según esa versión, ambos llegaron al inmueble sin nada y salieron con “maletines”.

miércoles, 4 de julio de 2012

Waldo Torres se refiere a la relación con Paraguay y de cómo el cambio de Lugo por Franco es un ejemplo a seguir que robustece a la democracia

Con su Constitución en la mano, en el Paraguay no se produjo ninguna ruptura del orden constitucional, todo ha sido legal y, a pesar de ello, deplorable. 

Lo sucedido tiene que ver con el Estado de Derecho. Se presupone que la Constitución establece las reglas del juego, que previene y, en su caso, castiga las arbitrariedades de la acción política, de ahí que la decisión tomada por el Legislativo es la expresión de la voluntad de los ciudadanos que delegaron en sus representantes la toma las decisiones que les afectan. En este sentido, el pueblo y los políticos tienen que someterse a la ley y a las instituciones que ellos mismos han avalado. Lugo tenía efectivamente la legitimidad del voto, pero la destitución tiene la legitimidad constitucional que refleja la voluntad del constituyente. 

Lugo estaba limitado en el ejercicio gubernamental por medio de leyes, la vulneración de los derechos de 17 muertos, legitiman el procedimiento de destitución. A diferencia de Bolivia, en que el Órgano Legislativo es sólo el sello de la Presidencia, los actos del Gobierno paraguayo están regulados por ley, y existe el control legislativo de sus decisiones. Lugo estaba sometido a normas constitucionales conocidas de antemano que le exigían tener certidumbre tanto de los actos autorizados, como de las consecuencias a que se exponía si realizaba los no autorizados, su incumplimiento suponía la existencia de un poder coercitivo que castigó su inobservancia. 

Los cargos en contra de Lugo provocaron escozor en los Presidentes regionales, que ante el temor de ser los próximos, se autoprotegen colectivamente denunciando un “golpe” y cuestionándolo de “inconstitucional”, pero sin especificar donde radica esta. El papel del Congreso, constitucionalmente facultado, le otorgó legitimidad a la destitución mediante un juicio político y más allá de la excepcionalidad del procedimiento, o la falta de apoyos parlamentarios de Lugo, el juicio político se realizó con el debido proceso, con derecho a la defensa, con base probatoria y en debate público. La celeridad del proceso no es inconstitucional, está previsto en el reglamento del Congreso paraguayo. 

Los “nuevos paladines de la democracia”, autoritarios y populistas, tienen una particular manera de interpretar la democracia, pues ¿pueden estos gobiernos que incumplen sus propias constituciones pronunciarse sobre el "debido proceso legal" en el Paraguay? Además, su incoherencia es total, no cuestionan al régimen de Cuba, pero si atacan y “sancionan” la decisión del Congreso paraguayo ¿Con qué autoridad moral? Sin Estado de Derecho no existe democracia y ésta no se da por generación espontánea. Lo sucedido en el Paraguay es un ejemplo a seguir, pues no debilita la democracia, sino que la robustece.

lunes, 2 de julio de 2012

uno a uno abandonan a Evo antiguos masistas porque ven incongruencia e insonsecuencia con lo planeado. de otro lado también hoy perdió Evo los estribos y se estrelló contra un periodista de ERBOL y contra el Padre Pérez


Las discrepancias que desde hace unos días han llevado a las principales organizaciones de los indígenas de las tierras bajas del país a rebelarse franca y abiertamente contra las decisiones que, paradójicamente en su nombre, pretende tomar la élite que gobierna nuestro país con el apoyo de gran parte de los miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional tienden a profundizarse con cada día que pasa y ya amenazan con ocasionar fisuras en el hasta hace poco monolítico bloque oficialista.
Como se ha podido ver durante los últimos días, de nada han servido los esfuerzos hechos por los operadores gubernamentales para dividir a las organizaciones indígenas y desprestigiar a los líderes contestatarios aun recurriendo a los más ladinos métodos, como la campaña sistemática de difamación y calumnia. Lejos de debilitar a sus ahora declarados “enemigos”, sólo ha conseguido que alrededor de la causa de los indígenas rebeldes se genere una fuerte ola de solidaridad.
Y no nos referimos, por supuesto, a la hipócrita adhesión de algunos exponentes de la oposición conservadora, cuyo oportunismo no logra engañar a nadie, sino a vigorosas corrientes de antiguos, activos y muy leales militantes del “proceso de cambio” a quienes la actitud gubernamental los ha puesto ante un dilema no sólo político, sino ético e incluso existencial.
Por lo visto, los estrategas gubernamentales subestimaron el precio que inevitablemente se debe pagar cuando desde el poder se traiciona a los amigos y aliados.(sub-editorial de LTD)